Archive for the ‘General’ Category

La feminización del Sida

diciembre 12, 2008

Muchas personas ya hemos escuchado la frase “el Sida no conoce género, ni edad, ni cultura…” sin embargo, en las últimas décadas la propagación del VIH/Sida sigue en aumento y los sectores más vulnerables se han vuelto los jóvenes y las mujeres.

El VIH/SIDA se está feminizando en todo el mundo. Esto es evidente, día a día con las cifras de mujeres y niñas afectadas por el virus. Este año, en El Salvador las autoridades de Salud contabilizan desde enero hasta septiembre 1, 556 casos nuevos, de estos 618 son mujeres, 105 de éstas en estado de embarazo.

Lo preocupante de estos casos es que muchas mujeres adquirieron el virus de su pareja. Especialistas en el tema aseguran que el matrimonio no mantiene inmune a las mujeres ante la infección, por lo que sugieren el uso del condón en cualquier tipo de contacto sexual.

La mayor vulnerabilidad de mujeres y niñas, si bien se conoce desde hace años, nunca se enfrentó seriamente. Sabemos que eliminar las desigualdades existentes para las mujeres en lo social, económico y familiar disminuye su vulnerabilidad. También sabemos que una politica de respeto de los derechos sexuales y reproductivos decrece el riesgo de infección con el VIH.

La mayor vulnerabilidad de mujeres y niñas, si bien se conoce desde hace años, nunca se enfrentó seriamente. Sabemos que eliminar las desigualdades existentes para las mujeres en lo social, económico y familiar disminuye su vulnerabilidad. También sabemos que una política de respeto de los derechos sexuales y reproductivos decrece el riesgo de infección con el VIH.

Anuncios

No tengas miedo, ¡hazte la prueba!

diciembre 8, 2008

Nuevamente elsalvador.com trata de hacer conciencia en la importancia de realizarte la prueba del VIH. En la actualidad ésta es gratuita en todos los centros médicos públicos.

Existen muchas razones para que te la hagas, la principal es para eliminar la incertidumbre que te genera no saber si eres VIH positivo o negativo, además está comprobado que entre más pronto una persona que vive con VIH inicie un tratamiento antirretroviral mejorará su calidad de vida.

Si el resultado es positivo, puedes estar a tiempo de mejorar tu calidad de vida, aumentar tu supervivencia y mantenerte sano; por el contrario, si el resultado es negativo, puedes prevenir ser infectado y así, eliminar situaciones de riesgo teniendo relaciones protegidas.

Resultado negativo: Significa que no se encontró la presencia de anticuerpos en la muestra, lo cual indica que la persona no está infectada, pero ahora es muy importante que adopte medidas de prevención para que no contraiga nunca el VIH.

Resultado positivo: Significa que se detectaron anticuerpos, por lo que la persona es “seropositiva”. Sin embargo, es necesario comprobar cualquier resultado positivo con una prueba confirmatoria, Western Blot, que junto con la de ELISA, forma parte de las pruebas tradicionales, es decir, aquellas que detectan anticuerpos. Generalmente son realizadas en un laboratorio y tardan al menos un día en arrojar resultados.

Así que anímate ¡Hazte la prueba!

Homofobia y VIH

diciembre 4, 2008
La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia si

La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia si

Creo que en este tema de VIH/sida es importante hablar sobre este tema, sobre todo porque existe mucho desconocimiento en la sociedad salvadoreña sobre el mismo.

En los últimos días en este espacio se ha hablado bastante sobre el estigma y discriminación a personas con diferentes orientaciones sexuales y los prejuicios generalizados que se forman en torno a que son éstos “los culpables” de que esta infección se expanda no sólo en el país, si no en el mundo entero, cuando los números, estadísticas y datos oficiales confirmen lo contrario.

Debemos comenzar por explicar lo que se entiende por homofobia, misma que proviene del prefijo griego: “homo” -que significa igual,semejante- y de la palabra griega : “fobia”-que significa miedo.

Todos los seres humanos somos iguales, sin importar raza, sexo, credo religioso o politico u orientación sexual

Todos los seres humanos somos iguales, sin importar raza, sexo, credo religioso o político u orientación sexual

En relación a lo anterior, diremos que “la homofobia es el prejuicio, estigma o discriminación hacia las personas que mantienen relaciones sexuales con otras de su mismo sexo, que se manifiesta por odio hacia las personas Gays, Lesbianas, Bisexuales y Trans (Trasvestis, Transgéneros y Transexuales). Las personas homóficas pueden tener baja autoestima, experimentar mayores dificultades en adoptar prácticas sexuales seguras, y contar con un menor soporte social”.

Y muchas veces, el temor al estigma y a la discriminación les disuade de solicitar pruebas de detección del VIH, consejería y tratamiento. En otros casos es la misma práctica homofóbica la que les auto impide acceder a estos servicios.

El estigma hacia personas con diferentes orientaciones sexuales, también está relacionado con el VIH

El estigma hacia personas con diferentes orientaciones sexuales, también está relacionado con el VIH

Por eso, los colectivos de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Trans ( Trasvestis, Transgéneros y Transexuales) han escogido a nivel internacional el 17 de mayo como símbolo de la lucha contra la homofobia porque fue en esa fecha, en 1990, cuando la asamblea general de la Organización Mundial de la Salud (OPS) suprimió la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales.

Este hecho marcó un hito en la lucha contra la discriminación por razón de identidad de género u orientación sexual que debe continuar hasta alcanzar la igualdad real, la igualdad social.

En relación a la homofobia, hay que aclarar que, es una actitud aprendida; es decir, es adquirida; no tiene que ver con procesos inconscientes como homosexualidad reprimida, trauma infantil o arrebato inevitable, por mencionar unos cuantos;  es una decisión deliberada, consciente y premeditada; de igual forma también se puede combatir voluntariamente.

Respeta las diferencias

Respeta las diferencias

Los conceptos que en este blog se exponen, los documentos íntegros que se presentan forman parte de un compendio obtenido del V Foro sobre VIH y Juventud que se realizó en el país la semana anterior y que servirán para aclarar diferentes inquietudes que como jóvenes tenemos al respecto.

Para saber más sobre el tema de hoy, visita y descarga el siguiente documento:

Guía sobre Homofobia

22 años con el virus del SIDA

diciembre 2, 2008

En el marco de la celebración del “Día Mundial de la lucha contra el VIH/Sida” , el Diario de Hoy publicó esta historia:

Ilustración del  VIH en El Salvador

Ilustración del VIH en El Salvador

» Un salvadoreño se infectó en 1986 en Estados Unidos, un año antes de la primera terapia. Hoy, el VIH/Sida es una enfermedad crónica

Alejandra Dimas/J.R.

Gia Marie Carangi, considerada la primera top model de los Estados Unidos, moría el 18 de noviembre de 1986 a causa de una neumonía, agravada por el Sida. Era, también, la primera mujer famosa que fallecía por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), causante del Sida. Un año antes, la muerte del actor Rock Hudson conmocionaba Estados Unidos al hacerse público su enfermedad. El virus del VIH, el causante de ese ataque al sistema inmunológico, había sido descubierto en 1984.

Poco antes de morir Carangi, a Pedro, entonces un joven de 20 años, su doctor le confirmó que era portador de ese mismo virus. Salvadoreño, con visa de estudiante en los Estados Unidos, había escogido la costa oeste de ese país para crecer en el ámbito social e intelectual.

A mediados de los 80, la enfermedad era una gran desconocida para el gran público, un caldo de cultivo para todo tipo de estigmas, algunos de los cuales persisten en la actualidad. Cuando Pedro, su nombre es otro pero se omite por razones obvias, llegó a la consulta en marzo de 1987 lo hizo por una inflamación en los ganglios. Días después, el examen de sangre confirmaría su sospecha. No sabe cómo se infectó o, quizás, prefiere ocultarlo. Cuenta que antes de su diagnóstico, algunos amigos suyos habían muerto por esta infección; cuenta también que otros más seguirían ese camino después.

“Lo único que pensaba era que yo era el próximo. Dejé la universidad, pero no se lo comenté a nadie más que a mi familia para evitar el rechazo. Al principio no me tomaba el tratamiento como era, pero desde que lo supe, tomé conciencia sobre la importancia de no infectar a nadie más”, explica hoy este hombre de 42 años cumplidos.

Si Pedro está hoy con vida es por la aparición de la primera terapia contra el Sida, los AZT, en 1987, un año después de su diagnóstico. Eso era en Estados Unidos; El Salvador, por ejemplo, ese tipo de medicinas están disponibles hace apenas ocho años.

Probablemente, Pedro, con 22 años de ser seropositivo, es el caso clínico más antiguo en el país. Hay que recordar que el primero detectado en El Salvador data de 1985. Era un joven, homosexual, de 33 años, ingresado en el Hospital Rosales y había llegado de los Estados Unidos.

Los primeros años como VIH positivo los vivió “pensado en ser el siguiente en morir”. Las primeras terapias eran una bendición, pero llegar a tomar 32 comprimidos cada día se convirtió también en una pesadilla. “Dejaba de tomar medicamentos, creaba resistencia y después me responsabilicé un poco porque en una ocasión llegué a tener sólo seis células”, explica acentuando la condición con un arqueo en las cejas.

¿Sólo seis células? Pedro se refiere al conteo de las CD4, linfocitos blancos, claves en el sistema inmunológico. El virus del Sida ataca precisamente al aparato protector de la persona, a este tipo de células, a tal punto que su número es un indicativo de la salud de la persona. El organismo recae considerablemente cuando las células están por debajo de 300 por milímetro cúbico de sangre.

En noviembre de 1997 recayó con meningitis criptocócica, una inflamación de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal, común en personas inmunocomprometidas como los pacientes con Sida, linfoma y diabetes. Sobrevivió pese a los malos pronósticos y dejó el hospital de Miami 11 días después de su ingreso.

La delgadez de este hombre se acentúa aún más por la lipodistrofia, es decir, la ausencia general de tejido adiposo o grasa, uno de tantos efectos secundarios por los tratamientos de la infección. Es consciente de que su enfermedad es crónica, viral y no moral, pero teme ser de los pocos que lo comprenden así.

Cuando se le pregunta por qué accede a contar su historia tanto tiempo después, medita un poco antes de responder que es un ejemplo para aquellos que piensan que la vida termina con su diagnóstico. “Es un llamado a los jóvenes porque la vida con el virus no es fácil, pero se sigue adelante. No siempre me siento bien. Es común deprimirse, pero hay que seguir”, dice en forma de consejo.

Un consejo que a veces comenta personalmente con los hombres y mujeres con quienes se sienta unos minutos mientras espera pasar consulta en el Seguro Social, donde recibe tratamiento hace unos cuatro años. “Llevan unos meses o años y creen que es el final, entonces les hago ver mi historia”, acota Pedro.

El director del Programa de VIH/Sida del Ministerio de Salud, Luis Guillermo Galván, reconoce que la sobrevida es alta si se tiene acceso ininterrumpido al tratamiento. “Cuando una persona lo toma y lo cumple, puede vivir indefinidamente. Nosotros porque tenemos terapia antirretroviral desde 2001 y por eso no vamos a tener personas con más de ocho años en tratamiento. Su caso es distinto porque comenzó en Estados Unidos y luego vino acá. En Europa hay gente con 20 años en tratamiento”, apunta el especialista.

En el Seguro Social, el atraso en la entrega de nuevos medicamentos, con menos efectos secundarios, le ha ocasionado evidentes complicaciones de salud. Una de ellas terminó en un infarto cerebral del que salió bien parado. Otras, más propias de estos pacientes y con las que lucha a diario son el elevado nivel de triglicéridos y colesterol.

Hoy se celebra el Día Mundial Mundial de la Lucha contra el Sida y testimonios como el de Pedro confirman que el Sida es una enfermedad crónica con “manejables” daños secundarios, pero con unos estigmas difíciles de erradicar.

elsalvador.com se une a la lucha contra el VIH

diciembre 1, 2008

El equipo de elsalvador.com/video quiere poner un granito de arena a esta lucha contra el VIH/Sida, por eso presenta dos materiales para ayudar a crear conciencia sobre la gravedad de esta infección, que ha causado la muerte de más de 5 mil personas en El Salvador en los últimos diez años, según datos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social; y de 2.1 millones a nivel mundial, sólo en el 2008, de acuerdo a Onusida.

El VIH no discrimina, y puede ser adquirido por cualquier persona….¿Y tú?, ¿Qué haces por prevenirlo?

Protégete del virus, en primer lugar, absteniéndote de tener relaciones sexuales o retrasando tu primer contacto sexual, si ya tienes una pareja fija, sé fiel y por último utiliza un preservativo cada vez que intimes con tu pareja…recuerda, seis personas contraen el virus cada día en el país, no seas tú, un número más de las estadísticas.

Un año más de lucha contra el VIH

diciembre 1, 2008

Hoy, 1 de diciembre se celebra el “Día Mundial de la lucha contra el VIH/SIDA”, respecto al tema, el director ejecutivo de Conasida, Rodrigo Simán, habla frente a las cámaras de elsalvador.com sobre la problemática de esta infección en el país, desde que se conoció el primer caso en El Salvador.

“El virus del amor”

noviembre 30, 2008

¡No contamines tu sangre!“El fallo positivo anunció que el virus que navega en el amor avanza soltando velas, aplastando las defensas por tus venas. Me prohibiste toda pasión sin dar ninguna clase de razón porque sabías que yo no haría caso alguno de la precaución”, así inicia la letra de la canción “el fallo positivo” del grupo español Mecano. El Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH), que surgió en la década de los años 80, llegó para quedarse. Al menos, eso reflejan las cifras.

En la actualidad más de 33 millones de personas son portadoras del VIH en el mundo. La mayor parte se encuentra en África y la mitad tiene entre 17 y 24 años de edad. En El Salvador, de enero a octubre  de 2008 se registraron 1, 813 casos nuevos, sumando un total de 21, 908 cuscatlecos que viven con este virus dentro de sus cuerpos.